Prosopoesía

El tuareg

Siempre he creido que las viejas historias que relatan los libros, son invenciones de hombres-mujeres-seres humanos- desequilibrado/as que sustituyen sus carencias amatorias, con historias alucinógenas que nos salvan de momentos de crisis. Sándor Márai dice “la mano invisible del destino nos pone en el camino libros que de una manera directa o indirecta, dan salida […]

Leer mas»

Conchas al amanecer

  Si me das la mano, te pasearé por el borde de la vida. Te podré enseñar donde el cielo se parte con el mar o cómo saben las crestas blancas que ahora se dibujan en tus ojos de gata. Oirás conmigo, el sonido del silencio acuático, el ruido de las burbujas o qué sones […]

Leer mas»

Viajando

La noche ya ha impuesto su manto sobre el horizonte. Nos ha acurrucado a todos en los rincones; prestos esperamos la llegada de nuestro señor Onerós. Entre mantas y balanceos, las puertas de la felicidad nos serán abiertas, como la prisón que dejó escapar a Odnan y Xela. Ellos también son libres. Mucha libertad se […]

Leer mas»

Entre en mi isla

Odiseo buscó durante años, Ítaca. Esa herencia, tras cientos de años, ruge por las venas de nuestro cuerpo deseando llevarnos a todos, unos más que otros, a la isla. Lástima que los cantos de sirenas de Modernidad, hayan dejado a tantos navegantes naúfragos de destino e ilusión. Han preferido perderse entre asfalto y bombillas de […]

Leer mas»

Nadar y guardar la ropa

  Qué difícil resulta a veces nadar. También es complicado saber dónde guarda la ropa. Sin embargo, criaturas gélidas, saben tirarse a las aguas más tumultuosas, sabiendo nadar y conocen dónde está el lugar más adecuado para guardar la ropa. La frivolidad de una negativa o la espesura de la realidad, hacen de estas almas, […]

Leer mas»

Modernidad

    Como un combate de caballeros sin armadura, llega Modernidad pisoteando las almas de los salvajes que necesitan tomar su dosis de soma en las caravanas de puntos rojos y tragar un poco de monóxido de carbono, para que sus corazones latan al mismo ritmo cada atascado día. Los mares asfálticos sólo crean olas […]

Leer mas»

Tranquilidad

    Ahora reposo con el dolor de mi rodilla derecha resoplando por las heridas del pasado; sin embargo, mi corazón, late tranquilo; mi alma reposa, sosegadamente esperanzada en que las luces de Matmata la guíen por las sombras de Modernidad. Penélope no cesó en su empeño de ver a Odiseo llegar a Ítaca. Por […]

Leer mas»

Ellos

    Tal vez el recuerdo que se pasea por nuestras mentes ocupadas, no cesa en el empeño de albergar la esperanza de que el paso del tiempo quede retenido en una fracción de segundo que se hace eterna.   Ellos, con sus corazones latiendo, elevan su sangre y fuerza al único Dios todopoderoso que […]

Leer mas»

La bandera

    Ese trozo de trapo que juega con el viento, que acaricia las nubes bajas y, a veces, sirve de sábana a los que necesitan justificar sus actos de amor, es la bandera que yo quisiera tener, poder dibujar o poder plantar en el jardín de mi casa. Tendría que ser una bandera con […]

Leer mas»

El paseo

  El paseo Pasé por aquí cerca de nadie y os saludé a todos; dejado de la mano invisible anduve acompañando a mi sombra; paso tras paso me cansé de andar en igual sentido que el resto de los caminantes; compañía silenciosa que acosas en el lúgubre quicio de tu quietud aparta tu mirada inquisitiva, […]

Leer mas»