Vagamundos

Amanece

  La prisión queda lejos de la vista del guerrero. Ahora divisa como el sol decide salirse de las entrañas de la tierra para dejar ver el resplandor de la armadura, recién pulida, con el sudor de una noche en vela. Agita su banderola y avisa al resto de la atalaya de que el cambio […]

Leer mas»

Cada noche un beso

  Calíope visitaba al joven Xúlor en su lecho y cada noche le pedía un beso. Ella sonreía y pintaba con sus ojos el mar, con ese color que sólo poseen las musas. Le susurraba al oido…-cada noche me besarás para saber cómo se paladea la primavera, a qué saben las olas de la vida […]

Leer mas»

Odnan y Xela

  Reviven en mi memoria las conversaciones de los dos esclavos, bajo el mandato del Rey Agetor que mantuvimos en la prisión de Maltrá. Estaban allí por compartir con sus compañeros, el arte de la lealtad, la solidaridad y el ansias de libertad. Agetor y su Consejo Generalicio jamás permitirían que Odnan y Xela ayudaran […]

Leer mas»

El descanso del guererro

  Aquel guerrero regresó, después de años de lucha. Retornó, con paciencia, a disfrutar del color que las estrellas tienen cuando el sol decide levantarse en las mañanas más mediterráneas. Ni Georgia, ni James Blunt, podrán restañar las viejas heridas que la sal cauteriza. Lágrimas y agua de mar. La vida es un complejo hotelero […]

Leer mas»

Burbujas

  ¡Qué extraña sensanción estar compartiendo contigo burbujas! Alquilamos besos de salón, pases de pecho recauchutados, chicuelinas con capotes invisibles y el picador, no tiene ya ni pica ni Flandes y el toro, encabritado, sube a lo alto de la montaña para reclamar, a contra luz, su piel…la misma que ahora se baña (nos bañamos) […]

Leer mas»

Ojo con el lagarto de la Malena

  Un pastor, harto de que el lagarto se comiera a sus ovejas, ideó una treta para acabar con el lagarto. Tomó a una de sus ovejas y la mató, sacándole parte de la carne y rellenando el pellejo con yesca encendida. El reptil, al oler el cordero ensangrentado, lo engulló y murió al abrasarle […]

Leer mas»

Entre en mi isla

Odiseo buscó durante años, Ítaca. Esa herencia, tras cientos de años, ruge por las venas de nuestro cuerpo deseando llevarnos a todos, unos más que otros, a la isla. Lástima que los cantos de sirenas de Modernidad, hayan dejado a tantos navegantes naúfragos de destino e ilusión. Han preferido perderse entre asfalto y bombillas de […]

Leer mas»

El pupitre

Ha vuelto a querer el destino que me enfrente a estas líneas, otra vez, en el mes de marzo. Ya me tocó el año 2005 y supongo, si el destino así lo desea, me toque en los próximos años. Será exponente de que, al menos, el que suscribe, sigue en la lucha diaria y que […]

Leer mas»

Nadar y guardar la ropa

  Qué difícil resulta a veces nadar. También es complicado saber dónde guarda la ropa. Sin embargo, criaturas gélidas, saben tirarse a las aguas más tumultuosas, sabiendo nadar y conocen dónde está el lugar más adecuado para guardar la ropa. La frivolidad de una negativa o la espesura de la realidad, hacen de estas almas, […]

Leer mas»

Modernidad

    Como un combate de caballeros sin armadura, llega Modernidad pisoteando las almas de los salvajes que necesitan tomar su dosis de soma en las caravanas de puntos rojos y tragar un poco de monóxido de carbono, para que sus corazones latan al mismo ritmo cada atascado día. Los mares asfálticos sólo crean olas […]

Leer mas»

Tranquilidad

    Ahora reposo con el dolor de mi rodilla derecha resoplando por las heridas del pasado; sin embargo, mi corazón, late tranquilo; mi alma reposa, sosegadamente esperanzada en que las luces de Matmata la guíen por las sombras de Modernidad. Penélope no cesó en su empeño de ver a Odiseo llegar a Ítaca. Por […]

Leer mas»